Búsqueda personalizada

Los nacimientos de la Navidad, por cierto que a los nacimientos también se les conoce como belenes, pesebre, portal o pasitos, dependiendo del país de habla hispana en el que nos encontremos, forman parte de la tradición cristiana desde hace siglos, representa el nacimiento de Jesucristo mediante la escenificación de figuras, todas ellas representando la llegada de los reyes magos y el alumbramiento del niño Jesús junto a la Virgen María y a José formando la Sagrada Familia.
  Los nacimientos de Navidad tienen su origen en el Siglo Xlll con San Francisco de Asís quien mientras predicaba por la campiña de Rieti, Italia, lo sorprendió el crudo invierno, haciéndole frente solo con unos harapos. Por fortuna se pudo refugiar en la ermita de Greccio. Era la Navidad del año 1223 y allí se le ocurrió representar la Natividad con figuras humanas y animales reales. Curiosamente esta tradición de reproducir en belenes naturales prosiguió durante varios siglos hasta que se cree que fue en Nápoles donde se escenificó el primer nacimiento con figuras de barro en el Siglo XV. Con Carlos III  se popularizaron los belenes en España. En América fueron los Franciscanos quienes utilizaban los belenes en Navidad como método de evangelización.
  Existen muchas clases de belenes o nacimientos, así tenemos, los belenes Vivientes representados por figuras y animales reales que representa el nacimiento de cristo y los belenes Tradicionales hechos con figuras de diferentes materiales, por su tamaño tenemos belenes Grandes, donde las figuras superan el metro y medio de frente, Monumentales construidos en el exterior y suelen ser una obra hecha por varios artistas y los belenes Dioramas, es decir, eproducciones a escala reducida de escenas de los Nacimientos Bíblicos, enmarcados en un cajón cúbico, construidos con sujeción a unas normas o cánones, con una sola embocadura y un montaje sencillo pero muy efectista de luz y color. Según la manera de representarlos los nacimientos pueden dividirse en Bíblicos, representan los paisajes, animales, ropa y enseres de la época, Populares, no se ajustan en nada a la historia aparecen fabricados con materiales como corcho, serrín y papel de plata, Regionales, que reproducen el paisaje, los personajes, las vestimentas, los utensilios y las costumbres del lugar donde se hacen y por último los Modernos utilizando materiales como conchas, fieltro, botellas, construllendo así belenes graciosos y modernos.
  Como curiosidades en diferentes lugares se añaden personajes dentro de los nacimientos asi por ejemplo en el litoral levantino es costumbre introducir la figura del caganer, hombre defecando,  o el pixoner hombre orinando. Otra curiosidad ocurre en varios países latino americanos que no colocan la figura del niño Jesus en el pesegre hasta el día de su nacimiento, en Perú el belén se desmonta el 6 de Enero en una celebración llamada bajada de reyes y en Venezuela realizan una ceremonia para levantar al niño Jesús que la llaman Paradura del niño.
  Por tanto la figura del belén en Navidad está ya muy arraigada en los paises de religión cristiana a pesar de la dura competencia que popularizaron los norteamericanos durane el siglo XX con la aparición de la figura de Papa Noel en las fiestas navideñas y que a conseguido entrar en casi todas las casas de habla hispana en la actualidad.

Fdo. Jorillo