Búsqueda personalizada
Así como la desgracia hace discurrir más, la felicidad quita todo deseo de análisis; por eso es doblemente deseable
Compartir: Ver más frases celebres